Archivo de la etiqueta: traslado

Las mudanzas y las mascotas

Las mascotas, al igual que las personas, también se ven afectadas por los traslados y mudanzas; desde Tu Mudanza, te damos algunos consejos para que le afecte lo menos posible…
La mascota debe ir correctamente identificada, con la documentación y vacunas en orden; nuestros datos también deber estar visibles para que nos pPetsuedan localizar rápidamente.
En algunos casos, conviene utilizar sedantes para que la mascota este tranquila, siempre consultando antes con el veterinario.
– Si el transporte lo va a realizar una empresa especializada es importante que te informes de varias puntos importantes:
• Asegúrate de que la empresa sea miembro de IPATA, International Pet Animal Transportation Association
• Infórmate de si cuentan con un servicio de veterinario durante el viaje.
• Debes saber si durante el trayecto, el animal va a poder dar un paseo y hacer sus necesidades.
• Si te lo puedes permitir, intenta que tu mascota viaje en un habitáculo para el solo.
Si el viaje va a ser en avión, infórmate de las condiciones y tarifas de las compañías aéreas. En algunos casos, las mascotas pueden ir en compartimentos con los pasajeros.
Si el trayecto va a ser en coche, deben ir o en el asiento trasero debidamente sujeto o en jaulas acondicionadas para ellos. Acuérdate de llevar agua, comida y su juguete preferido para que se sienta lo más cómoda posible.
Y ten en cuenta que los viajes suelen ser muy estresantes para las mascotas, no les hagas esperar más de lo imprescindible ya que estar en un lugar que no conocen les produce intranquilidad.
¡Buen viaje!

Los niños y las mudanzas

Consejos para preparar a nuestros hijos para una mudanza
Si para un adulto una mudanza es estresante para un niño lo es todavía más, ya que ellos se sienten seguros y cómodos en un entorno conocido y familiar.
Independientemente de que el traslado sea por motivos económicos, laborales, familiares Niñosy que esté impuesto por las necesidades, debemos hablar con nuestros hijos, explicarles en qué va a consistir el cambio, transmitirles los aspectos positivos del traslado y dejar que colaboren con nosotros en la planificación de la mudanza.
Pueden ayudarnos a empaquetar sus juguetes, sus libros y su ropa, a regalar las cosas que ya no utilicen… todo dentro de la medida de sus posibilidades.
Nuevos amigos, actividades deportivas interesantes cerca de la nueva vivienda e incluso ir con ellos a explorar la nueva casa son pasos que pueden hacerles más fácil el cambio.

Organiza tu mudanza

Está comprobado que una de las situaciones en las que más estrés sufre (sufrimos) los seres humanos es en el momento de las mudanzas. La suma de emociones (añoranza, ilusión, preocupación, etc.) a la que nos somete esa situación es sólo superada por la pérdida de algún ser cercano, el divorcio y pocas cosas más. Sin embargo, a diferencia de esas otras situaciones, en el caso de una mudanza si está en nuestra mano el poder hacerla menos traumática.

Para ello vamos a dar unos consejos que te ayudarán a que todo transcurra de la forma «menos mala».

Aprovecha para hacer limpieza. Y no nos referimos a limpieza física ya que se supone que el lugar al que te diriges estará en buenas condiciones de limpieza. Nos referimos a que aproveches para deshacerte de todas esas cosas que en realidad no necesitas. No es necesario que las tires. Seguramente a más de un amigo le pueden servir o si quieres dedicarle algo más de tiempo puedes venderlas o subastarlas por internet. Quién sabe. Igual hasta sacas para pagar la mudanza.

Compra cajas y material de embalaje de buena calidad. Aunque no lo creas, la diferencia entre guardar las cosas en cajas buenas y cerrarlas con cinta de calidad puede marcar una gran diferencia.

Utiliza las cajas adecuadas. Utiliza cajas de tamaño menor para los objetos más pesados. En concreto los libros son una de las cosas más pesadas que trasladamos al mudarnos. Si llenas una caja grande de libros lo más probable es que se rompa al moverla y en cualqueir caso, si no se rompe podrás hacerte daño al moverla.

Se previsor/previsora. Si comienzas a planear la mudanza con anterioridad te resultará más sencillo. Trata de no mezclar los objetos de diferentes habitaciones. No mezcles objetos frágiles con otros que no lo sean.

Marca las cajas. Apunta en cada caja lo que contiene. La habitación a la que pertenece. Por supuesto si contiene objetos frágiles ponlo bien grande y por varias caras. Que nadie pueda trasladar esa caja sin darse cuenta de que contiene objetos frágiles.

Utiliza cajas armario para tu ropa. Ahorrarás mucho tiempo en planchar al llegar y evitarás que se te estropee.

Contrata profesionales. No dejes uno de los momentos más delicados de tu vida en manos de cualquiera. Contrata con profesionales. No te arrepentirás. Pídeles que coloquen primero los muebles y posteriormente las cajas. Si marcaste bien las cajas, que te dejen cada una en la habitación que corresponda.

¿Se te ocurre a ti alguno consejo más?